Wednesday, June 9, 2010

 
 

The Effects of Flouride in an Asain Boy

 
  This is SKELETAL FLUOROSIS. This ten year-old boy named Shatap has been living in an area with significant fluorides in his drinking water.
Skeletal fluorosis is a debilitating condition that occurs when fluoride accumulates in bones, making them extremely weak and brittle.
In parts of China, India and Turkey where water is naturally high in fluoride, residents tend to age early and die before the age of 50, weak, arthritic and hunched over..
 


 

Did You Know? Questions and Answers
Special money interest groups (fertilizer companies) are making money on our tax money while we consume a dangerous element?

Mild cases of flourisis (tooth mottling) is an irreversible condition and now afflicts up to 80% of U.S. children in fluoridated areas.

Fluoride makes dental enamel more porous, makes bone more brittle, and can lead to crippling arthritic deformities of the spine and major joints. Most authorities agree that excess fluoride leads to more dental decay?

Fluoride is not an "essential element" so far as human nutrition is concerned. It is not recognized as such by the U.S. Food and Drug Administration (FDA) and has never been demonstrated as "essential" by animal experimentation?

Fluoride is known to be more toxic than lead and only slightly less toxic than arsenic?

Some methods of applying topical fluorides to the teeth of children may be life-endangering?

Without fluoridation, millions of tons of hydrofluosilicic acid would have to be funneled into holding ponds and treated at great expense, rather than have it turn a profit. Smelter operators, faced with legal suits concerning fluoride damage to the ecosystem, including humans, can shrug their shoulders and say "it's good for children's teeth, isn't it?"


viernes 19 de febrero de 2010

El flúor nos está matando











Todos sabemos que un ingrediente muy común de la clásica pasta de dientes es el flúor. A algunos, yo me incluyo, incluso nos daban flúor en ampollas en el colegio. En algunos paises como Estados Unidos, Holanda o Reino Unido se suministra a la población agua fluorada que sobrepasa la cantidad máxima recomendada de flúor, establecida entre 0,5 y 1 partes por millón (en Japón el límite se establece en 0,15 ppm). Pero la población en general no conoce el origen de este aditivo, que no es realmente flúor (un gas sumamente venenoso) sino fluoruro de sodio.

En los años treinta un científico llamado Gerald J. Cox ofrecía una gran noticia: añadir una cantidad controlada de fluoruro de sodio en el agua potable suponía un notable beneficio en la salud dental, sobre todo en los niños. Lo que nadie sabía era que el estudio realizado por el tal Cox había sido financiado por ALCOA, una de las mayores compañías de fabricación de aluminio del mundo, y que el supuestamente beneficioso ingrediente era el principal residuo tóxico (y por lo tanto el principal problema) derivado de dicha fabricación. En 1939 la fluoración del agua en Estados Unidos era una realidad.





Pasarían muchos años hasta poner en entredicho las bondades del flúor, ya que ALCOA y el resto de fabricantes de aluminio dedicaban parte de sus fondos a mantener un nivel suficiente de desinformación entre la población.

A partir de los años ochenta comenzaron los mayores estudios sobre los efectos de la sustancia en el organismo, llegándose a desagradables conclusiones:

FluorosisEl flúor suministrado tenía la capacidad de transformar las células normales en cancerígenas.

Provocaba fluorosis osea, un trastorno que aumenta la fragilidad de los huesos.

No solo no mejoraba la salud bucal, sino que producía fluorosis dental, el equivalente en los dientes de la fluorosis osea.

Y la más inquietante, era capaz de alterar el comportamiento.

En efecto, durante la segunda guerra mundial los alemanes suministraron agua fluorada en los campos de concentración para mantener aletargados a los prisioneros y evitar así revueltas o motines. Su fabricación corrió a cargo de la misma empresa que desarrollaba el gas utilizado para las ejecuciones masivas. Es curioso observar que dicha empresa, I. G. Farben, mantuvo antes y durante la guerra acuerdos multimillonarios con importantes empresas y personalidades norteamericanas como la Ford y, casualmente, la familia fundadora de ALCOA.

También resulta sospechoso que la primera ministra británica, Margaret Thatcher, decidiese triplicar la cantidad de flúor en el agua suministrada al Ulster. Su objetivo pudo haber sido una reducción de la violencia.

Y es inquietante saber que unos 60 tipos de tranquilizantes actuales (como el famoso Valium) llevan, en mayor o menor medida, fluoruro de sodio en su composición. También es común encontrarlo en insecticidas y mata ratas.

Esta escalofriante realidad se encuentra reflejada en el libro "Mentiras Oficiales", de David Heylen, donde se demuestra que la mentira y la desinformación son moneda común en muchos gobiernos, que anteponen sus propios intereses a los de la sociedad que representan.



(fuente:http://www.telurica.com)

martes 9 de febrero de 2010

Ojo con el flúor en el dentífrico

Investigadores británicos aseguran que los efectos de ese mineral no son buenos para niños de menos de seis años, ya que pueden debilitarles el esmalte y los huesos. Muchas pastas de dientes vienen enriquecidas, e incluso también algunas tabletas de chicles.


Es uno de los componentes del dentífrico que más se resaltan en las publicidades. “Más flúor” o “extra flúor” parecen ser los mensajes que garantizan los efectos beneficiosos de ese producto, especialmente cuando se trata de combatir las caries. Sin embargo, este mineral, conocido por contrarrestar el déficit de calcio y debilitamiento de los huesos, comenzó hace algunos años a ser fuertemente cuestionado, especialmente al desconocerse las consecuencias que puede tener su consumo en exceso. En un principio, algunas investigaciones demostraron que el flúor no sirve como preventivo, sino sólo una vez que la caries ya está formada. Estudios posteriores demostraron que, en grandes cantidades, este mineral puede provocar lo que se conoce como “fluorosis”, que consiste en el efecto contrario al que se buscaba, ya que debilita el esmalte, provocando más caries, y también los huesos, dando lugar a problemas como la descalcificación y osteoporosis. El problema es que esta sustancia se sigue consumiendo, más allá de las pastas dentales, en productos como tabletas de chicles enriquecidos y ollas o sartenes de teflón que, si están muy rayados, pueden liberar flúor.


Por si todo esto fuera poco, ahora un nuevo estudio asegura que los beneficios que tiene para combatir las caries y crecimiento de bacterias en la boca sólo existen una vez que los dientes están totalmente formados, con lo cual los niños menores de seis o siete años quedan afuera. Pero como la higiene bucal debe comenzar alrededor de los dos años de vida, o incluso antes, muchos chicos podrían estar incorporando peligrosas cantidades de flúor a través del dentífrico.

Peligros latentes

El trabajo, realizado por un equipo de investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad de Manchester, en Reino Unido, asegura que para prevenir las caries los dentífricos deben tener, al menos, flúor en una proporción de mil partes por millón (ppm). Sin embargo, esa cantidad no es buena para los chicos que aún no tienen los dientes formados del todo, es decir, antes de los seis o siete años.

Según los resultados de su última investigación, en la que se analizaron 79 ensayos clínicos con 73.000 chicos de todo el mundo, el uso de dentífricos fluorados, reduce el riesgo de caries en un 24%, aunque si la cantidad de flúor es de menos de 1.000 ppm su eficacia es la misma que las pastas de dientes que no incluyen esta sustancia.

Sin embargo, los expertos advierten que utilizar pasta dental con flúor para cepillar los dientes de un niño de 12 meses puede estar asociado con un mayor riesgo de desarrollar fluorosis leve, que puede manifestarse a través de decoloración o aparición de manchas en los dientes. Este peligro persiste hasta los seis años, edad en que los dientes están terminando de desarrollarse.

La autora principal del estudio, Anne Marie Glenny, reconoce que “es muy confuso para los padres saber cómo encontrar el equilibrio adecuado, que se agrava por el hecho de que las diferentes empresas utilizan diferentes concentraciones de flúor en las pastas de dientes infantiles”. En ese sentido, la investigadora recomienda a los adultos consultar con el dentista qué dentífrico usar cuando su hijo comienza a lavarse los dientes, teniendo en cuenta que, por un largo tiempo, los chicos tienden a tragar gran parte de la pasta de dientes.

Cuidados de por vida

Los dientes salen una vez, luego se caen y vuelven a salir. A partir de ese momento, tienen que durar por siempre, y para eso hay que cuidarlos desde el principio. Está claro que a los chicos no les fascina el cepillado bucal, pero es necesario vigilar que lo hagan después de cada comida, porque las consecuencias de saltearse esta práctica después se acarrean para siempre.

En principio, es preciso aclarar que, por mucho que un chico se parezca a alguno de sus padres, no hereda de la calidad de los dientes de ninguno, ya sea buena o mala. Lo importante, entonces, son los hábitos que se adopten.

En la formación de caries, por ejemplo, intervienen unos microorganismos del sarro, y también el azúcar de la alimentación, que facilita el trabajo destructivo de éstos.

Un tercer factor es la composición de la saliva, que desempeña igualmente un papel muy importante.

Los primeros lavados de los dientes del bebé pueden hacerse con una gasa una vez al día, teniendo en cuenta que el esmalte es muy blando y sensible. Un buen momento para enseñarles a lavarse es entre los 18 meses y dos años, aprovechando que tienden a imitar todo lo que hacen los adultos. Como no tienen tanda fuerza como para realizar una limpieza a fondo, los padres deberán llevarla a cabo. Para que resulte divertido, se puede comprar un cepillo para su muñeco preferido, y hacerlos “lavarse” juntos. También pueden dejar que sean los pequeños los que laven la boca de sus padres de vez en cuando.

El dato

Sobredosis

Cuando se ponderaban los efectos del flúor muchos países comenzaron a enriquecer con esa sustancia las aguas para consumo humano. Más tarde, antes las serias advertencias científicas, esa práctica se dejó de lado.

La amoxicilina es una penicilina sintética que se usa para tratar ciertas infecciones causadas por bacterias sensibles a este antibiótico (por ejemplo , infecciones a garganta, nariz y oídos, infecciones del tracto respiratorio inferior, infecciones genitourinarias sin complicaciones urológicas, infecciones de la piel y los tejidos blandos, infecciones odontoestomatológicas…). Es muy común que se recete a niños con problemas de infecciones en los oídos y otras enfermedades bacterianas.

Un estudio publicado en Archives of Pediatric and Adolescent Medicine, alerta del peligro de recetar amoxicilina a los bebés, por el riesgo de lesiones al esmalte (fluorosis dental).

En este estudio participaron 579 bebés y fueron seguidos desde su nacimiento hasta los 32 meses. Los resultados indicaron que un 75% de niños habían tomado amoxicilina a los 12 meses de edad, mientras que el porcentaje se elevaba hasta el 91% cuando se preguntaba a los 32 meses.

Se observó también que un 24% de los pacientes presentaba fluorosis en ambos incisivos centrales superiores.

Los investigadores indican que tomar amoxicilina desde los 3 a los 6 meses aumentaba significativamente el riesgo de fluorosis en los incisivos centrales superiores. Estos resultados sugieren un nexo entre el uso de amoxicilina durante la infancia y el desarrollo de defectos en el esmalte de la dentición permanente.

El Dr. Steve M. Levy, director de salud pública dental de la Universidad de Iowa, indica que los hallazgos alcanzados deberán tomarse en cuenta cuando se recete amoxicilina a niños pequeños. No es cuestión de prohibirla, sino de recetarla apropiadamente y de tener en cuenta este posible efecto secundario. Además indica que “en este momento, se trata de una curiosidad estadística y no debería llegarse a ninguna conclusión antes que se realicen más estudios”.

Alerta de Blogs de Google para: hardy limeback
Venezuela Patriota: El Peligro Latente del Flúor
según Mano Negra
Según el Dr. Hardy Limeback, ex presidente de la Asociación Canadiense de Investigación Dental y actual jefe de Prevención Dental en la Universidad de Toronto “existe un amplio consenso de que los beneficios de la fluorización son muy ...
Venezuela Patriota - http://venezuela-patriota.blogspot.com/

 

 

A review of the prevalence of dental fluorosis in Mexico

Armando Ernesto Soto-Rojas , José Luis Ureña-Cirett , Esperanza de los Angeles Martínez-Mier
Vol 15(1) Enero / January 2004 9-18

Abstract:  English
Español
Full Text
Register to View/Download pdf

English

OBJECTIVE: There has been a worrisome increase in the prevalence of dental fluorosis worldwide. The objective of this study was to review research on dental fluorosis prevalence in Mexico in order to assess if that prevalence is rising and if dental fluorosis constitutes a public health problem for the country.
METHODS: Clinical, experimental, and review reports were searched for in a number of bibliographic databases for scientific literature, using the search phrase "fluorosis and Mexico." All the materials that were initially identified had to satisfy eight specific criteria in order to be included in our study.
RESULTS: Of the 24 publications that the literature search yielded, 14 satisfied all the inclusion criteria. The prevalence of dental fluorosis reported in Mexico ranged from 30% to 100% in areas where water is naturally fluoridated and from 52% to 82% in areas where fluoridated salt is used. Most of the 14 studies were conducted in areas where water fluoride levels were above optimal, and the fluorosis cases reported in these publications ranged from "mild" to "severe." There have been only a small number of reports on dental fluorosis since the introduction of fluoridated salt in the country in 1991. However, some of those studies have shown that the prevalence of fluorosis was higher than what would be expected given the historical data from communities with optimal fluoridation in other countries.
CONCLUSION: Due to the limited amount of information, it is not possible to determine if the prevalence of dental fluorosis in Mexico is rising or if it constitutes a public health problem. To objectively answer these questions more controlled studies are needed in areas where fluoridated salt is distributed, where water fluoride is above optimal, and where residents live at a high altitude.

Español

Revisión de la prevalencia de fluorosis dental en México

OBJETIVOS: La prevalencia de fluorosis dental ha aumentado de forma alarmante en todo el mundo. El objetivo de este estudio fue analizar las investigaciones publicadas sobre la prevalencia de fluorosis dental en México, a fin de valorar si hay un aumento de esta prevalencia y si la fluorosis dental constituye un problema de salud pública en el país.
MÉTODOS: Se examinaron los artículos de corte clínico, experimental y de revisión publicados en varias bases de datos bibliográficas dedicadas a la literatura científica, utilizando "fluorosis y Mexico" para hacer la búsqueda. Para incluirse en el estudio, los materiales identificados tenían que satisfacer ocho criterios específicos adicionales.
RESULTADOS: De los 24 artículos identificados en la búsqueda bibliográfica, 14 cumplieron todos los criterios de inclusión. La prevalencia de fluorosis dental informada para México fue de 30 a 100% en zonas donde el agua era fluorada de manera natural y de 52 a 82% en zonas donde se consumía sal fluorada. La mayoría de los 14 estudios se realizaron en áreas donde el nivel de fluoruros en el agua era superior al óptimo y los casos de fluorosis informados en esos artículos se clasificaron entre "moderados" y "graves". Desde que se introdujo la fluoración de la sal en México en 1991 se han informado muy pocos casos de fluorosis dental. Sin embargo, en algunos de estos estudios se encontraron prevalencias mayores que las esperadas, si se tienen en cuenta los datos históricos de comunidades con fluoración óptima en otros países.
CONCLUSIÓN: Debido a lo limitado de la información no es posible determinar si hay un aumento de la prevalencia de fluorosis dental en México o si esta afección constituye un problema de salud pública. Para responder objetivamente a estas interrogantes se requieren estudios más controlados en zonas donde se distribuya sal fluorada, donde los niveles de fluoruros en el agua sean superiores al óptimo y en poblaciones situadas a mayor altura sobre el nivel del mar.

Tamaño de la letra:  Pequeña  Mediana  Grande

Fluorosis dental en escolares y exploración de factores de riesgo. Municipio de Frontino, 2003.

Blanca Susana Ramírez P., Ángela María Franco C., Jorge Luis Sierra L., Rosa Virgina López C., Teresita Alzate Y., Ángela María Sarrazola M., Carolina Pimienta T., Carolina Morales R.

 

Resumen

 

Los objetivos de la investigación fueron: 1) determinar la prevalencia y distribución de la fluorosis dental en escolares de 8-12 y 15 años de edad del municipio de Frontino, 2) explorar el comportamiento de los factores de riesgo asociados con fluorosis (concentración de flúor en agua, sal y cremas dentales). La fluorosis se evalúo en una muestra representativa de 810 escolares, distribuidos en 4 estratos geográficos de acuerdo con el conocimiento previo sobre casos de fluorosis reportados; para la clasificación de los hallazgos clínicos se utilizó el índice de Thylstrup y Fejerskov (TFI). Las muestras de agua recolectadas (33) de las fuentes más reconocidas por los pobladores rurales y urbanos, así como las muestras de sal (48), fueron analizadas mediante el método directo y las de crema dental (27) mediante el método de microdifusión (HMDS). La prevalencia de fluorosis dental fue del 67%, siendo los grados 1-3 los más frecuentes. Las concentraciones de flúor en todas las muestras de agua estuvieron por debajo de 0,05 mg/L. El 60,4% de las muestras de sal recolectadas en hogares y expendios del municipio, no cumplía con la norma sobre concentración de flúor establecida en Colombia. La concentración promedio de flúor en las muestras de crema dental fue de 1.504 + 387 ppm. Se concluye que el problema de fluorosis se explica por una ingesta múltiple de flúor proveniente de la sal de cocina y de las cremas dentales. Se requiere vigilancia permanente del programa de fluoruración de sal y educación a la comunidad y a los profesionales para la correcta utilización de los productos fluorurados.

 

ABSTRACT. The purposes of this study were: 1. To determine the prevalence and distribution of dental fluorosis in schoolchildren ages 8-12 and 15 years of age in the town of Frontino-Colombia, 2. To explore the behavior of the risk factors associated with dental fluorosis (fluoride concentration in the water, salt and toothpastes). Dental fluorosis was evaluated in a representative sample of 810 schoolchildren distributed in 4 geographic strata according to the previous knowledge on cases of reported dental fluorosis. The Thylstrup and Fejerskov index (TFI) was used for the classification of clinical findings. The water samples collected (33) from the most recognized sources by urban and rural inhabitants as well as salt samples (38) were analyzed using the direct method, and the toothpaste samples by the microdiffusion method (HDMS). The prevalence of dental fluorosis was 67%, being 1-3 levels the most frequent ones. Fluoride concentrations in all the water samples were under 0.05mg/L. Among the salt samples collected from the town grocery stores and homes, 60.4%, did not comply with the norm on fluoride concentration established in Colombia. The average fluoride concentration in the toothpaste samples was 1504 + 387 ppm. This study concluded that dental fluorosis is explained by the multiple ingestion of fluoride coming from fluoridated table salt and from toothpastes. The recommended strategies are a permanent surveillance of the fluoridated salt program and educating the community and dentists on how to correctly use fluoridated products.


Texto completo: PDF

 

Revista Facultad de Odontología Universidad de Antioquia

ISSN 0121-246X

Calle 64 No. 52-59 AA 1226 Tel. 219 67 40

http://odontologia.udea.edu.co 

correo-e revista@odontologia.udea.edu.co

Medellín - Colombia

 

Alerta de Blogs de Google para: fluorosis dental
FaceDental.es » Diet and Oral Health
según FaceDental
El principal Blog Dental para Clínicas Dentales, Dentistas, Protesicos, Estudiantes, Pacientes . . .,dentista,protesico, laboratorio,clinicas dental,implante, salud bucal,clinica,dental,cirugia,ofertas de empleo,dentista,odontologo, implantes,trabajo ... The best beverage choices include water (especially fluoridated water), milk, and unsweetened tea. Limit your consumption of sugar-containing drinks, including soft drinks, lemonade, and coffee or tea with added sugar. ...
FaceDental.es - http://www.facedental.es/

Alerta web de Google para: fluorosis dental
grifo fluorosis dental
Escáner tridimensional para aplicaciones dentales, abierto, totalmente automático e integrable en soluciones CAD/CAM de terceros, completo d . ...

Encuesta - Gobierno de Jalisco - Inicio
el uso de fluoruros dentales en la Republica Mexicana .... 15.- Para que la fluorosis dental sea considerada un problema de salud publica debe: ...

 

El cloro y el flúor en el agua ¿ Es peligrosa el agua fluorada ?

Viernes, Diciembre 18, 2009 16:24 | Dentro de: Blog SinBotellas.com

El tratamiento del agua con flúor o cloro

¿ Es peligrosa el agua fluorada ?

¿ Es conveniente clorar el agua?

¿ Cómo quitar el sabor del cloro ?

Beneficios y problemas de la fluoración del agua.

Muchas aguas contienen cantidades elevadas de flúor procedentes de los minerales que disuelven en el interior de la tierra. Además muchos compuestos fluorados intervienen en la producción industrial, como el aluminio, la fibra de vidrio o el acero. Gran parte de este flúor se vierte a los ríos. Otras veces, se producen emisiones al aire de estos componentes como resultado del proceso de fabricación de la industria de fertilizantes y cerámica. Estos productos se depositan con la lluvia en la tierra y, por filtración, pasan a formar parte de las aguas subterráneas.

También se han encontrado restos de flúor en los análisis realizados en alimentos por absorción de estos compuestos. Entre los alimentos que se han encontrado mayor proporción se encuentran el pescado, el tea o las coles.

En estudios realizados con ratones se ha comprobado como la ingestión durante unas semanas de flúor en dosis elevadas producían desordenes en el esqueleto. Entre los síntomas más característicos que se daban se encontraban los problemas de calcificación en las fracturas óseas y la disminución del volumen óseo.
planta depuracion de agua potable
Al agua potable de muchos lugares se añade flúor como una manera de combatir la caries dental. Los valores de flúor añadidos al agua se encuentran entre 0.5–1.0 mg/litro. Se ha demostrado que este mineral protege el esmalte dental contra la acción de las bacterias cuando se administra en cantidades moderadas ( 0.5 mg/litre) . Sin embargo, muchos especialistas advierten sobre la fluoración indiscriminada ya que, según su opinión, esta es a veces responsable de la aparición en niños de la fluorosis, consistente en el desarrollo de manchas blancas en los dientes como consecuencia de un exceso de flúor Se ha comprobado, según la Organización Mundial de la Salud, que esta anomalía se produce cuando el agua contiene cantidades entre 0.9 y 1.2 mg/litre, coincidiendo con temperaturas elevadas. En temperaturas menos elevadas se necesitaría dosis superiores a 2 mg/l para producir estos efectos. Cuando existan otras formas de aportación de flúor, además del agua, dosis inferiores a 1,5 mg/l podrían producir los mismos resultados.

De igual manera existen muchos detractores que acusan al flúor de ser responsable de la aparición cada vez mayor de fracturas de cadera en personas mayores. Según su opinión el flúor disminuye la flexibilidad de los huesos y los hace más débiles y más proclives a las roturas.

¿ Es necesario añadir cloro al agua potable? ¿ Puede resultar peligrosa la cloración del agua?

La cloración del agua: el cloro se utiliza como desinfectante industrial, por su capacidad para eliminar las bacterias y los malos olores; para blanquear el papel, en la fabricación del bromo, en la producción de lejía y en la cloración del agua potable o de baño.

La mayoría de las comunidades utilizan el cloro para eliminar los microorganismos del agua corriente y hacerla apta para el consumo humano. El cloro se añade al agua en una proporción de 0,2 a 1 mg/l.

La ingestión de productos con dosis elevadas de cloro, como la lejía, es responsable de grandes irritaciones en el esófago, la garganta o la boca. Estas ingestión se realizan accidentalmente en niños pequeños que tienden rápidamente a expulsar el líquido.

Hay sospechas que el cloro en el agua puede ser responsable de la aparición de asma o dermatitis. De igual manera se ha visto que los niveles de colesterol eran más elevados en lugares donde el agua con altos niveles de calcio se le añadía cloro. Incluso hay estudios tendentes a demostrar la relación entre el agua clorada y el cáncer de vejiga.

Según la Organización Mundial de la Salud, no hay estudios concluyentes que demuestren los efectos negativos del cloro en el agua de consumo, mientras que los beneficios que aporta la adición de este elemento químico son incalculables al prevenir la aparición de numerosas enfermedades contagiosas.
osmosis inversa, filtro, carbon activo, sedimentos, industria, domestico, tratamientos de agua
¿ Cómo eliminar el cloro del agua ?

El cloro, sin embargo, proporciona un olor desagradable al agua. Para eliminar el cloro se pueden utilizar diferentes procedimientos que van desde algunos recursos caseros, como dejar el agua del grifo en una botella abierta para que este se evapore o hervir el agua, hasta otros más sofisticados como los filtros de carbón activado o los sistemas de ósmosis invertida.

No obstante tenemos que tener en cuenta, que esta agua a la que le hemos quitado el cloro está desprotegida contra el desarrollo de bacterias por lo que debe beberse lo más rápidamente posible o dejarla en la nevera. En todo caso, debe ser consumida antes de las 24 horas siguientes al tratamiento y no debe dejarse expuesta a temperatura ambiente.

Desarrollan en Brasil dentífrico que evita fluorosis

Un equipo de investigadores brasileños desarrolló un dentífrico capaz de evitar la fluorosis, como es conocida la anomalía en el esmalte dental causada por el exceso de consumo de flúor principalmente en los niños.

La nueva crema de dientes fue desarrollada por investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad de Sao Paulo (USP) en la ciudad de Baurú, informó el día 2 esta centro académico en su página en internet.

El dentífrico tiene una baja concentración de flúor y un pH más ácido, y también ayuda a prevenir la caries.

El equipo coordinado por la profesora Marília Afonso Rabelo Buzalaf obtuvo resultados exitosos al probar el dentífrico durante 20 meses en cerca de 1.400 niños de entre 4 y 5 años.

Estas pruebas demostraron que el producto es efectivo para evitar la fluorosis, un problema en el esmalte dental causado por el consumo excesivo y prolongado de flúor presente en el agua potable.

La enfermedad afecta principalmente a niños que están en el período de formación de los dientes permanentes.

"La ingestión excesiva de flúor puede producirse por varias fuentes, como el consumo de la propia crema de dientes durante el cepillado de los dientes", según la especialista.

"Cuando la cantidad de flúor ingerida es muy grande pueden ocurrir fisuras en los dientes, que adquieren una pigmentación de color marrón, pero lo más común son las manchas blancas y opacas", agrega.

El gran problema es que, por ser uno de los principales aliados en el combate a la caries, varias ciudades agregan flúor al agua potable que distribuyen y los dentífricos lo usan en su composición.

La alternativa es reducir el número de veces que un niño se cepilla los dientes, lo que exigiría la supervisión de un adulto y desincentivaría la práctica, o usar un dentífrico con menos cantidad de flúor pero sin comprometer su eficacia en el combate a la caries.

A diferencia de los convencionales, que tienen un contenido de entre 1.000 y 1.500 miligramos de flúor por kilo de dentífrico, el nuevo producto tiene 500 miligramos por kilo.

Los investigadores redujeron el pH de la fórmula para dejarla más ácida(4,5) frente a la convencional, que es neutra (7), con el fin de aumentar la eficacia en el combate a la caries y contrarrestar la disminución del contenido de flúor.

Como las pruebas mostraron que el nuevo producto es tan eficaz como el convencional y no causa problemas colaterales, los investigadores inmediatamente lo patentaron.

"La universidad ahora está buscando empresas que quieren asociarse en el proyecto y producir comercialmente el dentífrico", según Rabelo Buzalaf.

El producto, que ya había vencido las Olimpíadas de Innovación de la USP,se adjudicó el mes pasado uno de los Premios ofrecidos por la Revista Salud a las innovaciones del área en un concurso en el que había 400 trabajos inscritos. (Xinhua)
03/12/2009

 

¿Cómo pueden los fluoruros, el fluoruro de hidrógeno y el flúor afectar a los niños?

Cuando se usa propiamente, el fluoruro es tanto seguro como efectivo en la prevención y el control de las caries dentales. Comer o beber una cantidad excesiva de fluoruros durante el período en el cual se forman los dientes (antes de los 8 años) puede producir alteraciones visibles en los dientes. Esta condición se llama FLUOROSIS dental. En concentraciones muy altas, el fluoruro puede aumentar la fragilidad de los dientes y en ocasiones, hacer que se quiebren.

No hay estudios que hayan investigado si los niveles bajos de fluoruro causan defectos de nacimiento en seres humanos. En la mayoría de los estudios en animales no se han observado defectos de nacimiento.

¿Qué es el Flúor?

 

¿Qué es el fluoruro?

Es un mineral natural que se encuentra en la corteza terrestre y tiene una distribución extensa en la naturaleza. Algunos alimentos y depósitos de agua contienen fluoruro.

A menudo, se agrega fluoruro al agua potable como elemento reductor de las caries. En la década de los 30, los investigadores detectaron que las personas que tomaban agua naturalmente fluorurada presentaban un número de caries menor (dos tercios) que las que vivían en zonas de agua no fluorurada. Los estudios realizados han demostrado repetidas veces que si se agrega fluoruro a los depósitos de agua de la comunidad, el número de caries en la población disminuye. La ADA (Asociación Dental de EE.UU.), la Organización Mundial de la Salud y la Asociación Médica de EE.UU. entre otras organizaciones, han recomendado el uso de fluoruro en los depósitos de agua debidos a su efecto contra las caries.

 

¿Cómo trabaja el fluoruro?

El fluoruro previene contra las caries de dos formas:

  • Se concentra en los huesos y en los dientes en desarrollo de los niños y fortalece el esmalte de los dientes de bebés y adultos antes de que erupcionen.
  • Ayuda a endurecer el esmalte de los dientes adultos que ya han erupcionado.

Trabaja en los procesos de desmineralización y remineralización que naturalmente ocurre en la boca.

  • Después de comer, la saliva contiene ácidos que ocasionan la desmineralización: una disolución del calcio y el fósforo que se encuentra debajo de la superficie dental.
  • En otros momentos (cuando la saliva es menos ácida) hace exactamente lo opuesto, repone el calcio y fósforo que conservan la fortaleza de los dientes. Este proceso es provocado por la remineralización. Cuando el fluoruro está presente en la remineralización, los minerales depositados son más duros y ayudan a fortalecer sus dientes evitando la disolución que se produciría en la próxima fase de desmineralización.

 

¿Cómo sé si el nivel de fluoruro ingerido es suficiente?

Si el agua potable de su zona es fluorurada, el cepillado regular con pasta de dientes fluorurada es suficiente para niños y adultos con dientes saludables y bajo nivel de predisposición a las caries.

Si el agua de su comunidad no es fluorurada y no tiene suficiente fluoruro naturalmente (el valor óptimo es una parte por millón), su dentista o pediatra prescribirá tabletas de fluoruro o gotitas para que los niños tomen diariamente. Su dentista puede indicarle la cantidad de fluoruro adecuada para su familia, por lo tanto, pregúntele sobre el tema y él le aconsejará.

Si el agua que consume proviene de depósitos públicos, llame a las autoridades locales del agua y averigüe si está fluorurada. Si proviene de un pozo privado, llame a una empresa independiente que brinde servicios de ensayos de agua y hágala analizar.

 

Amalgama dental, un peligro dentro y fuera de nuestra boca

Expreso Chiapas
16/07/09

“El mercurio de las amalgamas de plata produce intoxicación, sobre todo en el momento de colocarlo y de extraerlo”

...Siga leyendo, haciendo click en el título...


La pregunta de si la amalgama dental es peligrosa o no para sus portadores es objeto de una de las controversias más antiguas entre los expertos en medicina. Este material -llamado también amalgama de plata- es apreciado desde hace más de 150 años por su buen precio, fácil aplicación y larga duración. Sin embargo, hay que tener en cuenta que está compuesto por un 50 % de mercurio, la sustancia más tóxica que existe, después de los elementos radiactivos. Especialmente peligroso resulta en forma de vapor, tal y como se advierte en un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) elaborado en el año 2002. En él se reconocía que cerca de 80% del mercurio inhalado es absorbido por los tejidos pulmonares y llega a través de la barrera de la sangre al cerebro. Además, se añadía que “en el caso de vapor de mercurio elemental, la fuente más importante para la población son las amalgamas dentales”.

El médico y especialista en amalgama dental Joachim Mutter, del Instituto de Medicina de Medio Ambiente e Higiene en Friburgo (Alemania), calcula que entre todos los europeos sumamos alrededor de 2.000 toneladas de mercurio en la boca, una cantidad que aumenta cada año en unas 120 toneladas. Por otro lado, con el mayor consumo de azúcar industrial en China e India, se ha incrementado también es esos países la presencia de caries y, por consiguiente, la aplicación de este tipo de empastes.

“Aunque se sabe que el mercurio elemental es neurotóxico, es difícil probar sus efectos”.

La ignorancia sobre este material entre los cuidados es, sin embargo, grande porque, como explica el presidente de la Asociación Española de Afectados por Mercurio de Amalgamas Dentales y Otras Situaciones, Servando Pérez, “no se advierte de los riesgos ni se nombran las alternativas para que la gente pueda optar por una u otra cosa”.

Aunque se sabe desde hace tiempo que el mercurio elemental y sus compuestos son neurotóxicos fuertes, resulta difícil probar que las molestias y enfermedades sufridas por portadores de amalgama –como dolor de cabeza, falta de concentración, daños renales, taquicardia, depresiones y temblores- provengan realmente de una intoxicación con este metal pesado. Incluso hay quien atribuye la enfermedad de Alzheimer al uso de los empastes grises.

El mercurio es bioacumulativo, así que algunos daños se muestran sólo a lo largo plazo. El químico catalán Pere Bicardi, que estudia desde hace años la toxicidad de la amalgama dental, constata que todos los pacientes de Alzheimer de una asociación en Figueres llevaban tres empastes y más. Según Mutter, se encontraron, además, altas concentraciones de mercurio en cerebros de muertos que habían padecido esta enfermedad.

La exposición al mercurio de las amalgamas es mayor al poner o retirar un empaste, lo que tiene especial relevancia para mujeres embarazadas. Mutter y su colega Johannes Naumann descubrieron que una mayor exposición puede provocar autismo u otras perturbaciones en el desarrollo del futuro niño. En cualquier caso la simple presencia de empastes puede ser perjudicial: “Cuando rechinamos los dientes, masticamos chicle, comemos algo ácido o tomamos café, la concentración de mercurio de la boca sube hasta cien veces”, afirma Mutter.

Los defensores de este material replican que faltan pruebas contundentes sobre su nocividad y señalan que se trata de un cuadro clínico difuso.

Así lo reconoce el Comité Científico sobre los Riesgos de Salud Emergentes y Recién Identificados –SCENIHR, en sus siglas en inglés- en su informe actual para la Comisión Europea. En él reconoce el peligro que supone el mercurio para salud y medio ambiente, pero resta importancia al asunto de la amalgama dental y sólo se mencionan “algunos efectos adversos locales que se han visto ocasionalmente”.

En el año 1996 concluyó con un acuerdo una demanda judicial interpuesta por 1500 ciudadanos alemanes contra el entonces mayor productor de amalgama, Degusta. La multinacional pagó 1200 millones de euros para una investigación que llevaba el nombre GAT y que, a pesar de proporcionar unos resultados poco claros, llevó a la prensa alemana a celebrarlo como si éste supusiera el cese de la alarma. Sin embargo, el antiguo fiscal, Erich Schöndorf, afirma que el estudio “lleva la firma de defensores radicales de la amalgama dental” como Thomas Zilker o Stefan Halbach.
“En Cataluña se recomienda no aplicarla en mujeres embarazadas ni en menores de 14 años”.

Los países escandinavos ya dieron un paso adelante en 1999, cuando la sanidad pública dejó de reembolsar estas amalgamas dentales. Otros países o regiones defienden un uso más restrictivo, como Nueva Zelanda o, desde hace poco, Cataluña. En esta última, la recomendación a odontólogos de no aplicar la amalgama dental a mujeres embarazadas o a menores de 14 años es fruto de varias reuniones entre Pere Bicardi

Daños para el medio ambiente

Teóricamente, los residuos de amalgama se recogen en las consultas del dentista, pero está demostrado que, muchas veces, éstos no se gestionan correctamente y se acaban quemando, lo que supone un grave problema para el medio ambiente y para las personas. Por incineración. “Al incinerarlos, llegan a la atmósfera”, explica Leticia Baselga, experta de residuos de Ecologistas en Acción, y , dada la volatilidad del mercurio, eso significa que puede pasarse dos años desplazándose largas distancias hasta volver a la tierra.

Por caída. Lo mismo ocurre cuando se extraen los empastes. “Al caer, el mercurio se metaboliza en microorganismos y, finalmente, se convierte en metilmercurio, la forma más peligrosas de mercurio, ya que es absorbible por animales y humanos”, añade Baselga. Aunque son, sobre todo, las personas que viven en los países nórdicos y en los polos, como los inuit, los que acumulan mayores concentraciones.

Por el alcantarillado. Pero también a través de os alcantarillados llegan al año cantidades preocupantes de mercurio al medio ambiente: el metal pesado es absorbido por pequeños organismos acuáticos, luego por los peces y, al final de la cadena alimentaria, por el hombre.

Responsable de la publicación
Dr. Gilberto David González Aquino
Especialista en ortodoncia.

Desarrollan en la UNAM resina de restauración para uso dental

Notimex | Salud
Jueves 26 de Julio, 2007 | Hora de creación: 00:00| Ultima modificación: 12:41

Foto: Internet
 

Integrantes del Laboratorio de Materiales Dentales de la División de Estudios de Posgrado de la Facultad de Odontología de la UNAM desarrollaron una resina para restaurar dientes, basada en materiales creados en esta casa de estudios.

El jefe de ese laboratorio, Carlos Alvarez Gayosso, explicó que debido a la obtención de cinco elementos básicos, a partir de ácidos acrílicos y metacrílicos, "ya no se depende de los fabricantes de resinas dentales del extranjero".

De acuerdo con un comunicado de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), indicó que la resina no sólo tiene aplicación en la odontología, sino en la oftalmología, ya que uno de ellos, el dimetacrilato de uretano, sirve para fabricar lentes de contacto.

Explicó que las materias primas utilizadas mejoran la durabilidad de la restauración y su costo es mucho más bajo. Asimismo, dijo, se puede igualar al color de los dientes debido a que contiene pigmentos con aditivos especiales.

Recordó que existen resinas de restauración con un costo que va de 150 hasta los 800 pesos. "Se puede pensar que la más cara es mejor, pero hay evidencias científicas de que son de la misma calidad; la única diferencia es que las primeras incluyen el pago por uso de más mercadotecnia".

Alvarez Gayosso expuso que también mejora la contracción de polimerización, un fenómeno importante al momento de rehabilitar un diente cariado, ya sea anterior o posterior.

Cuando se aplica el material en forma de masa chiclosa se usa luz para lograr una reacción química que la endurezca y así "tape" el "hueco", comentó.

Sin embargo, continuó, cuando eso ocurre la resina se hace más pequeña y "jala" las paredes de la pieza dental que, al poseer conductos nerviosos, provoca dolor.

Aunque los niveles de contracción van de tres a cinco por ciento hay pacientes que no soportan el malestar. En el laboratorio conducido por Alvarez Gayosso se ha determinado que la velocidad de contracción es entre 100 y 300 micras por minuto.

Con ello, la innovación de la Facultad de Odontología supera una de las deficiencias de los tratamientos contra las caries, a la vez que demuestra que en México se hace investigación odontológica de primer nivel.